viernes, 28 de marzo de 2008

El discreto incumplimiento de la ley


Me he encontrado en Internet –y su autenticidad es verificable- una de esas noticias increíbles y silenciados en casi todos los medios.
La Generalitat de Cataluña, consciente de que somos uno de los principales consumidores de drogas del mundo, ha elaborado un folleto titulado Cannabing, disponible en la web del Departamento de Salud (en catalán, perfectamente comprensible para los hispanoparlantes)con recomendaciones para los jóvenes y adolescentes consumidores de porros. Una de las sugerencias es: Si plantas (marihuana), hazlo con discreción, ya que como es sabido, tener plantaciones de marihuana es un delito. De esto informa Forum Libertas. Lo importante no sería evitar una cosa porque es ilegal (y que es ilegal porque es mala). Lo verdaderamente esencial es que no te pillen.
El folleto, en un tono informal, da más consejos acomplejados: “fumar y tener en un lugar público está castigado”, “a la poli le toca hacer su papel, o sea que no des la nota”.
Si una autoridad anima a ser discreto en el incumplimiento de las leyes tenemos un gran problema. Es que los antisistema van ocupando el sistema. Para mandar no es suficiente detentar el poder (potestas), sino que hay que tener la autoridad moral de defender el por qué de las leyes sin rubor (auctotiras). En esto, mientras Europa vuelve de mayo del 68, nosotros, 40 años después, todavía vamos. Sigue siendo poco progre oponerse claramente al consumo de la marihuana. Hay que reconocer no obstante al Ministerio de Sanidad el mérito de haber reconocido -¡por fin!- en el año 2005 los nocivos efectos del cannabis. Ahora sólo falta que convenzan a sus compañeros del PSC de que se opongan con claridad. Hay un artículo muy bueno de Jokin de Irala, el consumo romántico del porro, cuya lectura recomiendo.

En la conversación que aparece en el siguiente video entre el rey inglés Enrique VIII y su Lord Canciller, Sir Tomas Moro, de la inolvidable película "Un hombre para la eternidad", de Fred Zinemann, se distinguen los dos conceptos de poder y autoridad. Esperemos que los gobernantes de Cataluña se quiten complejos y crezcan en autoridad.

8 comentarios:

Anónimo dijo...

no mezcles sanidad con delincuenci, son dos temas bien diferentes. Aclárate primero y luego opina, por favor, y el mundo está hecho para el que lo disfruta y nadie nos lo ha alquilado, porque si nos lo han alquilado, como tú dices, lo han hecho mal y a un mal precio y sin servicio de mantenimiento. Coméntaselo a Dios, por favor.

Santiago Chiva de Agustín dijo...

Lo del alquiler es un refrán, no te amargues por eso. Lo de mezclar sanidad es delincuencia díselo a los juristas de todos los países y de todos los tiempos...

Anónimo dijo...

Saludos Santiago!

A mi tampoco me gustaría nacer con una deficiencia... y el aborto a tiempo, antes de cruzar la frontera de ser un humano (vale, reconozco que esta frontera está muy poco clara) me parece una medida que ahorrará cantidades ingentes de sufrimiento, tanto para el paciente como para sus progenitores.

Santiago Chiva de Agustín dijo...

Saludos cordiales... A nadie le gusta sufrir ni provocar gastos. Pero en la vida sufrimos y hacemos sufrir. Y para evitarlo debemos hacer cosas, pero que sean justas... Además, no hay que amargarse, la vida no es sólo sufrimiento y son más felices muchas veces los que tienen menos. Gracias por tu cordialidad.

Roberto Samper dijo...

Hola, gracias por tu comentario acerca de la eutanasia en nuestro blog. Diferimos en nuestro modo de ver las cosas, pero al menos parece que hay un interés por "dudar" y eso siempre es sano. En cuanto a tu reflexión sobre el consumo de drogas, comparto tu opinión en cuanto a la hipocresía que manifiesta mantener algo prohibido para luego aconsejar a la población métodos de incumplir la ley sin ser castigados. Sin embargo, tal como expongo en el blog en que participo, creo que el problema está en el doble rasero que existe entre las drogas legales y las ilegales, lo cuál, probablemente ante la dificultad que entraña la legalización, explica la campaña de la Generalitat de Catalunya.
El, por otro lado interesante, artículo del consumo romántico del porro ha sido realizado por profesores de universidades del OPUS, lo cuál si bien no descalifica por completo un trabajo de investigación, cuanto menos crea algunas dudas al respecto.
Como podrás comprobar no considero las drogas como algo positivo, pero creo que la represión (como queda demostrado por el índice de consumo actual), no sólo no es el método más eficaz, sino que para colmo es costoso e injusto.

Br. Chris Gaffrey, ofm dijo...

Querido Santiago,

Hay una otra escena en este film que vale tambien. Es cuando Tomas dice que dejaria al diabolo la protecion de la ley.

Como Tomas Moro supo que no se puede eliminar la ley para hacer el bien, tambien no se puede dar el consejo de no seguir la ley y estar al mismo tiempo uno que hace la ley, que quiere decir, el gobierno. Haciendo asi distruye el concepto de la autoridad. ¿Y porque seguir la autoridad si este misma conseja como no siguirla?

En respuesta al primero comentario, quiero decir que estaba el ministro a mezclar sanidad y delincuencia, porque el dio unos consejos de delincuencia como un consejo de salud.

Santiago Chiva de Agustín dijo...

Correcto, Chris; casualmente lo había recogido ya en este blog:

http://opinionciudadano.blogspot.com/2008/02/respeto-la-ley-y-objecin-de-conciencia.html

Gracias por tu comentario.

Santiago Chiva de Agustín dijo...

El video está aquí:
http://es.youtube.com/watch?v=1snn49FqqfA