sábado, 17 de mayo de 2008

Discapacitados: ¿derechos plenos o condicionados?


En el periódico Ideal de Granada del 17 de mayo se recibe con alegría que un discapacitado, el atleta sudafricano Óscar Pistorius, pueda participar en los Juegos Olímpicos de Pekín al anular el veto de la Federación Internacional de Atletismo. «No soy un inválido; simplemente, no tengo piernas. Todos los atletas discapacitados merecen una oportunidad de competir al máximo nivel » Pistorius fue, de pequeño, un bebé incompleto: sin tobillos ni peronés. Creció con ruedas primero y con dos láminas de fibra de carbono después. En los Juegos Paralímpicos de Atenas 2004 fue el mejor y luego batió los récords mundiales de 100, 200 y 400. «Mi Gobierno, pionero en políticas de igualdad de derechos, debería hacer un boicot a los Juegos si no me dejan ir», había declarado. Pistorius portará dos banderas: la de Sudáfrica y la de todos los discapacitados. Esa será su victoria. Ha dado un paso más para que los derechos de los discapacitados sean plenos
El mismo día en que se da esta buena noticia, hay otra presentada como avance científico, pero que supone un refuerzo a considerar los derechos de los discapacitados como derechos de segunda categoría. Una empresa granadina espera diagnosticar el Síndrome de Down a las siete semanas de embarazo. El diagnóstico prenatal del síndrome de Down, enfermedad incurable puede tener dos finalidades. La primera, muy improbable, es que los padres se preparen psicológicamente para tener un hijo enfermo. Por desgracia, en casi todos los casos va dirigido a ofrecer a los padres la posibilidad de abortar en caso de enfermedad del hijo. Oscar Pistorius no es Down, pero con su enfermedad detectada con diagnóstico prenatal hubiera sido abortado, si sus padres no hubieran sido generosos y valientes. Los discapacitados, para nacer, tienen delegados sus derechos en sus padres; son de segunda categoría. Pistorius ha superado muchas pruebas para ir a Pekín. Esperemos que su ejemplo sensibilice a la sociedad con los discapacitados, para que no tengan que seguir dependiendo de la generosidad de sus padres para vivir.
IN ENGLISH Disabled: full or conditional rights? The southafrican athlete Oscar Pistorius can participate in the Olympic Games in Beijing. It has overridden the veto of the International Federation of athletes. "I am not an invalid; simply, I have no legs. All disabled athletes deserve a chance to compete at the highest level" Pistorius was a baby incomplete without ankles. He grew up with wheels first and with two layers of carbon fibre later. In the Paralympic Games of Athens 2004 was the best and then beat the world records of 100, 200 and 400. “My Government, a pioneer in equal rights policies, should a boycott of the Games if they do not let me go”, had declared. Pistorius carry two flags: the South African and all the disabled. That will be your victory. He has gone one step further so that the rights of the disabled are full . On the same day another news that apparently is a scientific breakthrough, but consider that involves the rights of the disabled as second-class rights. A Spanish company wants to diagnose Down syndrome in the seven weeks of pregnancy. Prenatal diagnosis of Down syndrome, incurable disease, can have two purposes. The first is unlikely, is that parents are prepared psychologically to take a sick child. Unfortunately, in almost all cases is aimed at offering parents the opportunity to abort in case of illness. Oscar Pistorius is not Down, but with his illness, detected with prenatal diagnosis, it would have been aborted, if their parents had not been generous and courageous. The disabled, to be born, have delegated their rights in their parents; are second-class. Let us hope that Pistorius example sensitize society to the disabled, so they do not have to rely on the generosity of their parents to live.

9 comentarios:

Juanjo dijo...

La verdad es que, en muchas ocasiones, los derechos más mínimos se tienen que conseguir a base de mucho esfuerzo personal...casi teniendo que ser un héroe.

Santiago Chiva de Agustín dijo...

Por eso creo que los que no tenemos discapacidad y podemos expresar nuestras opiniones en defensa de los que no pueden, tenemos el deber de hacerlo.

Anónimo dijo...

Estoy de acuerdo en la integración de las personas y que todas reciban un mismo trato. Pero en el caso de este atleta sin piernas que utiliza una "prótesis" está en igualdad de condiciones a un atleta con dos piernas. Me refiero a si parte con ventaja o lo contrario o es lo mismo correr con dos piernas que con protesis.

http://opusprima.wordpress.com

Santiago Chiva de Agustín dijo...

En la duda, hay que estar por la parte más débil; el que tiene amputadas las piernas, si consigue una muy buena prótesis, que participe. Nadie caerá en la tentación -espero- de rasurarse las piernas y añadir prótesis para mejorar una marca.

Anónimo dijo...

Saludos de nuevo. Primero disculparme por no acentuar el qué en mi pregunta. Luego, es obvio que nadie se cercenará las piernas sólo para participar en una competición deportiva. Mi pregunta no es mal intencionada. Del mismo modo que en motociclismo las motos de 125cc no compiten con las de 250cc quería saber, en mi ignorancia, si las protesis que he visto que emplea este atleta sin piernas no pueden comportarle ventaja alguna. Claro que hay que estar con el débil, pero la discriminación positiva no creo que sea tampoco acertada. Pero repito, lo digo desde la más profunda ignorancia. Gracias.

Opusprima

Alfonso dijo...

Con respecto a lo que dices sobre el Síndrome de Down, en El País, sale una noticia que da escalofríos.
Desciende un 30 por ciento el número de niños Downs por el aborto.

http://www.elpais.com/articulo/sociedad/aborto/hace/caer/sindrome/Down/elpepisoc/20080519elpepisoc_5/Tes#EnlaceComentarios

Santiago Chiva de Agustín dijo...

Lo he leído esta mañana, gracias. Es un genocidio silencioso y socialmente aceptado. Tenemos que cambiar el mundo.

Florencia dijo...

Después de leer esta columna y la que muestra a Brad Pitt y cía. (en la cual me reí mucho cuando leí que él había dicho que no haría más desnudos en sus películas "para no avergonzar a mis hijos", ojo con la edición), me quedo pensando.
Primero dices que un padre debería tener derecho a no permitir que su hija se prostituya y que eso debería incluso ser reforzado por ley. Ahora, en la columna de los minusválidos, te lamentas de que los derechos de un niño no nato que tiene síndrome de Down estén supeditados a la decisión de sus padres respecto de abortar o no.
No me queda claro cuan autoritario eres, pero si lo eres en poca medida, sí puedo decir que eres un maestro en contradecirte.

Santiago Chiva de Agustín dijo...

Florencia, no existe un derecho de los padres sobre lo que hacen sus hijos adultos; sólo digo
que pensamos las cosas en teoría, pero si esas cosas le afectas a un ser querido, cambia nuestra percepción. Me lamento de que los derechos de un niño no nato que tiene síndrome de Down estén supeditados a la decisión de sus padres respecto de abortar o no. Tienes toda la razón. Me lamento mucho. Si eso te parece autoritario estás en tu derecho, siempre que expliques por qué. Pero no es contradictorio. Con todo el respeto.