viernes, 23 de enero de 2009

La agenda de Obama afectará a los derechos de todos (Obama´s agenda will hurt to the rights of the citizens)


ABSTRACT. Within an hour of his swearing-in, the following was posted on the official White House website, as Obama's immediate "civil rights" goals. Read more
La administración de Obama no ha perdido el tiempo en sus planes para cambiar América. Hay que aprovechar su momento de gloria, cuando las críticas no se oyen por el ruido de los fastos. Sólo una hora después de la toma de posesión del nuevo presidente, se colocó en el web oficial de la Casa Blanca, la lista de objetivos inmediatos de la administración Obama en temas de "derechos civiles".

Entre otros objetivos, figuran:
Protección del travestismo en el lugar de trabajo (escuelas incluidas) a través de la ley federal de no discriminación en el puesto de trabajo por la orientación sexual o identidad de género.
Ampliar los tipos delictivos de odio (que incluye cualquier crítica a la conducta homosexual), también la radical "Matthew Shepard Act" que permitiría que al gobierno federal perseguir y castigar el delito, si se percibe "motivado por un prejuicio basado en el género auténtico o aparente de la víctima o en su orientación sexual, o la identidad de género". Y favorecer una protección judicial efectiva contra delitos de odio (también cualquier crítica a la conducta homosexual) contra los ciudadanos.
Derogar la Ley de Defensa del Matrimonio [DOMA] firmada por Bill Clinton que decía siempre significará la unión entre un hombre y una mujer.
Apoyo pleno a las uniones de hecho y reconocimiento federal de las parejas homosexuales, con los mismos beneficios que el matrimonio.
Derogación de la Ley "Don't ask, don't tell". Según esta ley, aprobada por Bill Clinton, la orientación sexual no será una prohibición para servir en el servicio a menos que se manifieste la conducta homosexual y el ejército despedirá a los miembros que tengan en conducta homosexual.
Ampliar las adopciones de niños por homosexuales.
Más educación sexual y anticonceptivos en las escuelas y en toda la sociedad (así se logra formar a los niños en la idea de que el matrimonio no tiene por qué ser entre personas de distinto sexo).

Si esto se lleva a cabo, tendrá al menos estas consecuencias:
Disminuirán los derechos de los padres a la educación moral de sus hijos. El Estado dará formación moral contra las ideas de los padres, que no podrán impedir que sus hijos asistan a las sesiones de adoctrinamiento moral
Menos libertad religiosa: las confesiones religiosas no podrán prestar algunos servicios sociales, educativos y sanitarios porque supondrían ir contra sus criterios morales.
Se perjudicará la libertad de expresión: decir que la conducta homosexual es inmoral, pecaminosa, inadecuada, perjudicial o contraria al uso natural de los órganos genitales sería una infracción. Manifestar descuerdo con la legislación matrimonial homosexual, sería fomentar el odio.
Se prohibirá a los padres que, en caso de morir ambos teniendo hijos menores, soliciten en testamento que a sus hijos los adopten un hombre y una mujer. Esa cláusula se tendrá por discriminatoria y por tanto, será nula, pudiendo sus hijos ser adoptados por dos lesbianas o dos gays contra la voluntad expresa de los padres.

5 comentarios:

JORGE dijo...

Solo nos queda esperar que como todo político, no cumpla con sus promesas.

Tiempos difíciles, pero creo que es el signo de la cruz. Parece una derrota, pero finalmente será victoria.

Gracias y bendiciones

Alfonso dijo...

¡Bravo por Obama! Esto parece cambiar...

Prometeo dijo...

simepre dije que lo que venía con la victoria de este señor no era bueno para los que creeemos en la conservación de los valores tradicionales.

Adelante y éxito.

Carlos Andreu dijo...

No me esperaba esto la verdad. Creo que hay muchísimas cosas más urgentes que hacer en USA que enfretar moralmente a los americanos. El discurso de investidura me hizo ver algo de esperanza -aunque nunca he sido muy "de Obama", ni de McCain tampoco- pero esto no tiene buena pinta.

Santiago Chiva, Granada dijo...

Así es. Lo curioso es que la gravedad de este tema sólo se ve cuando se palpan sus consecuencias. Me parece entender porque en USA hay tantos padres que escolarizan a sus hijos en casa. El "homeschooling" es una señal de la desconfianza del ciudadano en el sistema. Una mala señal que no favorece la socialización que tanta falta hace.