sábado, 27 de junio de 2009

La madre de Zapatero y de media España


En una entrevista a José Luis Rodríguez Zapatero realizada por la periodista catalana Inma Sanchís en el Magazine de La Vanguardia (acceso sólo a suscriptores), dice nuestro presidente, hablando del papel de la mujer: "Yo tengo la experiencia de mi madre, a la que le encantaba la medicina, y como en aquella época no estudiaba prácticamente ninguna mujer, se quedó con la frustración, y se pasó toda la vida haciendo lo que se esperaba de ella: llevándonos al colegio y haciéndonos la comida"
Comparto la satisfacción del presidente porque las mujeres puedan acceder a muchas profesiones. Alguna vez he oído a mi madre que le hubiera gustado estudiar una carrera y las costumbres sociales se lo impidieron, aunque sin mostrar dramatismo alguno.
Sin embargo, de hecho presenta el trabajo de la casa como frustrante y humillante. Quizá sin quererlo, hace una afirmación injusta. Con la cantidad de mujeres que no quieren o no pueden tener hijos, sólo habrá relevo generacional y futuro para la seguridad social gracias a madres que tienen 4 hijos o más. Muchas de ellas han renunciado a ambiciones profesionales nobles por tareas domésticas que el presidente no ayuda a prescisamente a prestigiar. A veces he pensado que si mi madre no hubiera renunciado a algunos proyectos personales, no habría conseguido que sus nueve hijos hubiesen formado sus nueve familias, con sus treinta y tantos nietos.
He recordado esto a raíz de el vídeo que presento a continuación. Que lo disfrutes:




PS- El País presenta un reportaje sobre el presidente Zapatero y 99 ciudadanos que cuentan sus vidas. ¿A que no sabes cuantas amas de casa aparecen?: Una. Debe haber un 1% de amas de Casa.

5 comentarios:

Alfonso dijo...

El trabajo de la casa es frustante y humillante cuando el hombre no hace nada. Por desgracia, lo que nuestra Iglesia ha estado enseñando hasta no hace mucho.
Por eso es tan importante la igualdad y darle gracias a Dios que la mujer ya no es una fregona.
Ahora sólo queda darle el sitio en nuestra casa, y que en nuestras comidas, en nuestras Eucaristías, sean una más y puedan concelebrar.

Santiago Chiva, Granada dijo...

Un trabajo no puede ser frustrante y humillante a causa de la no colaboración de un tercero. En sí ese es un buen trabajo porque es servicio a los demás. Lo que no mejora al marido, sino al contrario, es no colaborar: pero tampoco empeora a la mujer. Sobre el acceso de la mujer al sacerdocio, no es que la Iglesia deba adaptarse e imitar los avances sociales: es que debe ser fiel a lo revelado por Cristo, cuya interpretación dejó en manos de la Iglesia, que de modo inequívoco ha dejado claro que sólo pueden acceder varones (preparados) pues así fue voluntad de Dios que eligió 12 apostoles varones (y a Jesús le daba igual el que dirán) y porque el sacerdote es imagen de Cristo, que es varón. Curiosamente algún varón sacerdote, como Judas Iscariote, no fue nada ejemplar y una mujer como María Magdalena es la primera a la que se dió la noticia más importante de ls historia. Saludos

ABRAHAM LÓPEZ MORENO dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Manuel Repsio dijo...

A este paso Zapatero nos contará la história de toda su familia , primero fue su abuelo ,ahora su madre , despues será el padre ,tios ,tios abuelos etc , haber cuando nos cuenta la historia de como nos sacó de la crisis.

Santiago Chiva, Granada dijo...

No me parece mal que el presidente hable de su familia. Pero debe ser coherente y mojarse: dar su opinión sobre el ama de casa, aunque pierda votos.