domingo, 8 de junio de 2008

Existe un verano mejor


Se acerca el verano y para muchos estudiantes universitarios puede ser uno más, sin hacer ningún plan fuera de casa o lugar de vacaciones. Ahora están de exámenes y como son españoles, no suizos ni alemanes, no suelen organizar planes con antelación de meses o semanas. Para muchos, salir de la rutina es misión casi imposible. Aunque haya cientos de planes del respectivo Instituto de la Juventud, de una asociación universitaria, de grupos antisistema o de una parroquia. Aunque se ofrezcan Cursos de Verano en las universidades más variadas. Si las estadísticas son ciertas, para muchos universitarios será otro verano más sin cruzar Despeñaperros y por supuesto, los Pirineos. Y si las estadísticas no mienten, los jóvenes españoles están, en
relación con el resto de los europeos, entre los que más tardan en dejar el hogar familiar, entre los que menos movilidad tienen para trabajar fuera de su ciudad (y no digamos del país); también son los que menos dominan un segundo idioma extranjero. Creo que para prepararse a irse de casa, nada mejor que salir unas semanas de casa. Lo de salir para aprender un idioma, no necesita más glosa. Pero es
que además salir de la propia rutina es, al parecer, algo que ayuda a madurar y a crecer. En Gran Bretaña es frecuente tomarse un año sabático antes de empezar la Universidad, año de trabajo remunerado que cada cual se busca frecuntemente en el extranjero, en el que se decide, en su caso, qué carrera se hará. Algo similar hacen en Australia y Nueva Zelanda: el llamado "Over Seas Experience", un año fuera del continente, como experiencia imprescindible para formarse. En la Unión Europea, muy conscientes de las ventajas de airearse y buscarse la vida, se fomentan intercambios Erasmus. Aunque habrá excepciones, es una ocasión de mejora, a juzgar por los datos –las estadísticas de nuevo– de que encuentran trabajo con más facilidad que el resto. Si se añade a esto que en general la exigencia, en cuanto a contenidos, es menor a los Erasmus que a los demás (algo que cualquier universitario sabe), necesariamente hay que reconocer que desenvolverse en un país extraño aporta una madurez humana que se valora. Pero no hace falta esperar al futuro. El verano está a la vuelta de la
esquina. Existe un verano mejor que quedarse en casa viendo series o postrado en la playa esperando el mes de agosto para preparar exámenes.
NOT AVAILABLE IN ENGLISH

2 comentarios:

opusprima dijo...

En agosto se peude hacer muchas cosas. A quien le interese puede contactar con la ONG Tomando Conciencia que se van a Colombia a levantar una escuela audiovisual para niños y adolescentes que se ven abocados a trabajar en los campos de coca. No sé si quedan plazas pero son de esos proyectos que valen mucho la pena por lo que enriquecen. Un saludo.

GEMA dijo...

estamos en crisis