domingo, 24 de agosto de 2008

El misterio del mal (The mystery of evil)


ABSTRACT In the day's plane crash in Madrid, in which 154 people died, what did God? There are people who ask that. In the video below, a young woman student at the University of Berkeley explains that she became that question when his mother died suddenly at 49 years (in English with Spanish subtitles)
"¿En qué estaba pensando Dios el día del accidente de Spanair?" Esa pregunta se la plantean muchos de una forma más o menos explícita. Es el misterio del mal, que no tiene una respuesta fácil. El Compendio del Catecismo de la Iglesia Católica dice algunas cosas para pensar en los números 57 y 58:
Si Dios es todopoderoso y providente ¿por qué entonces existe el mal? Al interrogante, tan doloroso como misterioso, sobre la existencia del mal solamente se puede dar respuesta desde el conjunto de la fe cristiana. Dios no es, en modo alguno, ni directa ni indirectamente, la causa del mal. Él ilumina el misterio del mal en su Hijo Jesucristo, que ha muerto y ha resucitado para vencer el gran mal moral, que es el pecado de los hombres y que es la raíz de los restantes males.
¿Por qué Dios permite el mal? La fe nos da la certeza de que Dios no permitiría el mal si no hiciera salir el bien del mal mismo. Esto Dios lo ha realizado ya admirablemente con ocasión de la muerte y resurrección de Cristo: en efecto, del mayor mal moral, la muerte de su Hijo, Dios ha sacado el mayor de los bienes, la glorificación de Cristo y nuestra redención.
La joven estudiante de la Universidad de Berkeley que aparece en el vídeo también se lo preguntó cuando su madre falleció repentinamente a los 49 años.

Algo similar se planteaba un profesor de Filosofía por un terrible atentado de 2004 en Madrid. ¿Dónde estaba Dios el 11-M? En este enlace tienes el artículo.

4 comentarios:

Hari Seldon dijo...

Santiago, gracias por visitar mi Seldon Matrix. Sobre tus comentarios, esta es mi respuesta:

Yo no le veo lo contradictorio a que un país que se llama a sí mismo “la tierra de los libres” tenga candidatos a favor de la libertad.

Ah, por cierto, Biden no es candidato Presidencial, sino vice-Presidencial, y Obama esta en contra del aborto absoluto, pero también está en contra de que el gobierno legisle la moral, lo cual creo que es sensato.

“El derecho a la vida del no nacido” es un tema a discusión sobre el cual no hay consensos. Razón por la cual el único paso lo debe dar el Congreso, y no el Presidente. En el Congreso no hay consenso tampoco, por lo tanto, Estados Unidos no da un paso definitorio a ninguno de los dos lados.

McCain se aliará con los proVida para acarrear a la ultra-derecha fundamentalista cristiana, que lo ha rechazado (y que incluso declararon hace unos meses que preferirían votar por Hillary Clinton sobre McCain).

No es que la ilegalidad del aborto sea peor que el aborto. Lo que pasa es que al sociedad no está en consenso si el aborto es malo o no. En mi opinión lo es, pero en la opinión de muchos no lo es y, ¿quién soy yo para decirles como pensar? Cuando haya consenso, entonces que se legisle. Antes no, por que la represión es igualmente mala que el aborto. ¿De qué sirve el derecho a la vida si se niegan los derechos adjuntos a la vida, como la libertad de decisión?

Es por eso que es mejor que sea legal, y que todos los que esten en contra del aborto, no lo practiquen y sí hablen en contra de él.

No es responsabilidad del gobierno legislar la moral, pero sí es responsabilidad de los ciudadanos comportarse moralmente.

Hari Seldon dijo...

Sobre tu pregunta, ¿dónde estaba Dios?

Pues, la misma pregunta: ¿dónde estaba Dios cuando se inventaron los aviones, cuando se creó la empresa Spanair, cuando se dieron los permisos para volar al avión y cuando los usuarios compraron sus boletos?

¿Por qué Dios es responsable de lo malo, pero los humanos responsables de lo bueno? Creo que el hacerse esta pregunta es una forma de evadir responsabilidades. Dios mismo lo dijo. "Dar al césar lo que es del césar, y a Dios lo que es de Dios". Los problemas los hombres no son de Dios, por que esos nos los creamos nosotros. Tenemos las herramientas para resolverlos. Si no usamos las herramientas, ¿de quién es la culpa? ¿de Dios o de nosotros?

Anónimo dijo...

Hari, creo que la pregunta del bloggero, cuando se ve el video y el enlace del artículo, es para provocar la curiosidad y dar una respuesta.

Alfonso dijo...

Todo esto se debe a una mala catequesis que una parte de nuestra iglesia se ha dedicado a expandir. La figura de un Dios todopoderoso, al que se le pide y da. Un Dios comerciante, con el que negociamos. Te doy estoy y tú me das lo otro.
Pero claro, cuando las cosas nos salen mal, es Dios quien tiene la culpa. Vienen las crisis de fe y etcétera.

No, Dios no es así. No da el objetivo final. Nos da la manera de solucionar las cosas.
Tanto, que nos dio un Hijo, para que viéramos que la muerte es posible de vencer.