domingo, 23 de noviembre de 2008

Un padre de familia, a la cárcel por objetar (A father to jail)


ABSTRACT. Parker issue has been very important in the popular consultations on marriages between same sex in the United States. Voters have detected any loss of religious freedom and freedom of education with this type of marriage. More information here and here. You can wacht an interview with David and Tania Parker here.

En la naturaleza, para defender a sus crías, la madre tigre ataca al elefante, el águila usa sus talones, su pico feroz y su fuerza contra los depredadores, la iguana –habitualmente con una actitud tranquila- cambia su comportamiento a agresivo… Y en la sociedad humana, los padres se enfrentan con energía al Estado que quiere imponer a sus hijos las ideas de unos pocos. Porque cuando se afirma que las estadísticas dicen que a la mayoría no le importa que personas del mismo sexo se casen, no se dice que la mayoría esté de acuerdo en que se enseñe a los niños qué es moral o inmoral en el sexo, en contra de la opinión de sus padres.

Muchos pensarán que el hecho de que se permita acceder al matrimonio a dos personas del mismo sexo no supondrá un cambio en sus vidas. Un matrimonio norteamericano, los Parker, (ver el vídeo de arriba, con subtítulos en español) saben que no es así. El matrimonio entre personas del mismo sexo es legal en Massachussets. Ellos querían que sus hijos no fueran a clases de educación sexual impartidas por colectivos gays en las que hacían afirmaciones morales opuestas a sus propias ideas. David, el padre, fue sacado de la Escuela esposado por la policía. La ley del “matrimonio” gay y la ley de educación –algo similar a Educación para la Ciudadanía-, sin opción a la objeción de conciencia, van de la mano y perjudican gravemente al menos dos derechos fundamentales: la libertad de enseñanza y la libertad religiosa.
El caso Parker ha sido frecuentemente invocado por los defensores del matrimonio hombre-mujer y ha inclinado a muchos indecisos por el Sí a la Proposición 8 votada en California, y a otras dos votadas en Arizona y Florida. Por cierto, otro dato objetivo: siempre que se ha propuesto hasta la fecha una consulta popular en Estados Unidos para afirmar el matrimonio hombre-mujer, esta opción ha derrotado al llamado “matrimonio” gay. Puedes ampliar la noticia aquí.
En Massachussets se ha creado un movimiento ciudadano que recuerda muchas más consecuencias del matrimonio entre personas del mismo sexo (en inglés)

14 comentarios:

lacarretera dijo...

Hola Santiago,

Si me permites, voy a discrepar desde el respeto.

Creo que hay que diferenciar entre el matrimonio homosexual y la adopción de hijos por parte de parejas gays. En el segundo caso, la decisión afecta a un tercero.

En cuanto al matrimonio homosexual y la cuestión de las mayorías, que es uno de los asuntos que tratas en el post, decirte solamente que en el caso español es una inmensa mayoría la que está favor de este tipo de matrimonios. Recuerda que el Partido Popular sólo se oponía al hecho de que se le llamase matrimonio, pero no a la institución legal en sí.

Además, aunque en democracia hay que saber respetar a las minorías, ello no significa que el resto deba quedar condicionado a su criterio, máxime cuando de lo que se trata es de extender un derecho a un colectivo que hasta ahora no lo tenía.

En cualquier caso, sigo sin saber qué relación tiene la homosexualidad con la ética, como no sea para decir que hay que respetar la condición sexual de todas las personas.

En cuanto a la adopción de hijos por parte de parejas homosexuales, aunque yo en principio estoy a favor, entiendo que es una cuestión que debe resolverse mediante el criterio del interés del menor. Lo que pasa es que no tengo del todo claro que una pareja heterosexual sea mejor (para querer y educar a un niño) que una homosexual.

Saludos

Santiago Chiva, Granada dijo...

En mi opinión, no cabe un matrimonio sin adopción.

Es por sus consecuencias como mejor se ve que el matrimonio es una institución para hombre y mujer; lo de la adopción es una ejemplo; otro es lo que explico en este post: al final se explica un razonamiento moral -los actos homosexuales son una opción moralmente válida, se dice a los niños- contra dos libertades básicas en democracia: de enseñanza y religiosa

tonibandin dijo...

Alguno de nosotros tambien acabaremos esposados, y ante la justicia, por defender nuestros derechos.
Si no, al tiempo.

frid dijo...

Gracias, Santiago, por remitirme la noticia al fondo de Baúl... si te parece la difundiremos en www.aragonliberal.es en donde te he puesto dentro de los enlaces recomenadados.

frie

Juanma dijo...

Grácias por tu aportación, Santiago.
En mi opinión los padres tenemos todo el derecho a elegir el tipo de educación que queremos para nuestros hijos, pero no siempre somos los más capacitados para saber cual es la correcta.Pienso que cuanto antes los niños se eduquen en un ambiente y unos valores de tolerancia, mucho mejor para todos. Por lo tanto es lógico que se les enseñe que en nuestra sociedad existen diferentes modelos de família, como el formado por parejas del mismo sexo y no por ello nos tiene que ofender ni hacernos sentir violentados.
Es cierto que hemos estado sometidos a un adoctrinamiento salvaje, durante siglos por parte de la iglésia católica en connivencia con gobiernos poco o nada demócratas, demonizando,condenando,reprimiendo con violencia o a veces escondiendo hipócritamente una realidad simplemente humana como la tendencia sexual, como si eso fuese un crimen, pero afortunadamente hoy somos un poco más civilizados y empezamos a verlo como algo natural. Y es labor educativa, seguir avanzando en esa línea, para que dentro de unos años rompamos con otro tabú más.
Estos padres siempre tendrán la opción de cambiar a su hijo de centro, si lo que quieren es que no conozca esa relidad, o que la conozca solo desde el punto de vista de unos padres con prejuícios sociales,pero yo he optado por ganarme la confianza de mis hijas, para poder intervenir en su educación dandoles mi punto de vista sobre cualquier tema y en su caso mostrar mi disconformidad con alguna cosa que puedan aprender en la escuela,con los amigos,en el gimnasio o en la calle que difieran de mis principios.
Será necesaria una buena labor pedagógica para neutralizar la imposición de unos principios que no tenian nada que ver con la realidad social, Y es una muestra de amor a los hijos, pensar que quizás nosotros no fuímos educados de forma totalmente correcta, para que ellos si lo sean.
Grácias de nuevo Santiago y un saludo.

JOSÉ dijo...

Yo termino desmoralizado: con la izquierda topamos con el Estado y con la derecha nos asfixia la Iglesia.

¿El hombre no puede ser libre?

Un saludo

Juanma dijo...

José, comprendo lo que dices, pero ya sabes que las libertades de unos a veces son la condena de otros, es nuestra condicion humana.Por eso fue necesario desde tiempos remotos redactar leyes que (al menos en tería)velen por la libertad de la mayoría, es el caso de la democrácia.Por cierto, tanto la derecha como la izquierda son parte del estado.

Prometeo dijo...

Saludos desde Puerto Rico:

En el blog que escribo traté sobre el asunto. En nuestra isla aún no se ha dado la situación que tienen ustedas allá en España pero la cosa va encaminada a eso. Como cristiano, padre y maestro entiedo que debo tomar una posición de rechazo a todo intento por parte del estado a adoctrinar las mentes de los niños en asuntos que traen tanta controversia. El artículo se llama Hay que mantener el muro y le agradezco al amigo bloguero el haberme visitado por allá y haber contribuído al artículo con una referencia a este artículo en el cual comento.

Adelante y éxito.

Andrés Álvarez dijo...

La afirmación de José tiene mucha miga...pero bueno a lo que iba. El hecho de que una mayoría esté a favor de no ampliar derechos civiles a ciudadanos que por determinadas razones constituyen una minoría social, no significa que esa postura sea la que el Gobierno haya de seguir. El Gobierno ha de procurar garantizar la Libertad de todos los individuos, y una consecuencia de ello es el principio de igualdad.

Por eso el Gobierno debe reconocer y garantizar la "unión civil" entre homosexuales, de la misma forma que esa "unión civil" es ya reconocida a los heterosexuales. Para evitar confusiones entre lo público y lo privado, entre lo civil y lo canónico, considero que la institución del matrimonio debe desaparecer del Derecho Civil y limitarse su aplicación exclusivamente al ámbito canónico.

Respecto a lo de la mayoría social, aunque es de dudosa veracidad (como bien apunta La Carretera), tal supuesta mayoría no supone una razón para no garantizar los derechos de las minorías, pues en caso contrario estaríamos cayendo en lo que Tocqueville denominó como "tiranía de la mayoría".

Y sobre el adoctrinamiento, lo ideal sería que todas las posturas en materia sexual pudiesen exponerse y debatirse en la Educación. Así el individuo sería libre para determinar lo que mejor le parezca en función de su conciencia, cuestión que en el fondo es la base de la Felicidad del Hombre.

Saludos.

María Inés Maceratesi dijo...

He recibido tu mensaje dejado en mi Blog "Familiarmente": (www.pastoraldefamilia.blogspot.com) con el enlace a este video que me parece muy bueno. Te cuento que esta situación se está también viviendo en la Argentina, donde comunidades homosexuales visitan colegios para alertar a los chicos sobre sus "derechos a una sexualidad elegida por ellos". Publicaré este video en mi blog, muchas gracias por comunicarte y ojalá seamos muchos los que podamos establecer una red, ya que es una oportunidad para hacernos
oir y que se respeten nuestras decisiones familiares, ya que la familia es anterior al estado y a la política.

Anónimo dijo...

Yo creia que este tradicionalismo solo se vivia en los pueblos (de los cuales soy residente, de 1 de ellos, desde que naci), pero ya veo que se extiende a todas las orbes.

Por suerte, el tribalismo desaparecio hace tiempo y vuestro hijos e hijas se separarn lo suficiente de la familia para ver la sociedad desde su perspectiva. Esperemos que no les hayais comido demasiado la cabeza para que puedan ver que cada persona es LIBRE de hacer lo que quiera, y quien sebe si algun de vuestros hijos, despues de 20 años de represion, se libera el mismo ;).

¿Quienes somos? dijo...

Respeto lo que esta familia quiere, aunque no lo comparto. Sin embargo el fuerte dramatismo que se le ha dado a la historia me produce repulsión.

Mi madre trabaja en un colegio y ha visto en alguna que otra situación a alguna persona que ha salido esposada a manos de los cuerpos de seguridad. Una persona tiene que ser lo suficientemente sensata como para saber donde, y a quien, se tiene que reclamar.

Si por ejemplo creo que uno de mis profesores me ha puntuado injustamente lo ultima que haré será decirle que no me moveré hasta que se solucione el asunto, porque de seguro salgo esposado como aquel hombre.

Santiago Chiva, Granada dijo...

Bien, no digo que esa reacción sea la única válida, pero me parece que en un tema tan básico como el derecho a educar a tus hijos, a veces hay que decir las cosas altas y claras, aunque sea mointando el numerito. Saludos...

aeuroza39 dijo...

En mi pais ya es legal esta situacion es el colmo
que las autoridades solapen aberraciones esto es
antinatural y perjudica a nuestros hijos. Esa gente
nos llama tradicionalistas , conservadores y no se
que mas yo diria que solo defendemos a nuestro
hijos